Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Llamado a subir al monte

· Durante el último Ángelus en la plaza de San Pedro, Benedicto XVI comenta el relato evangélico de la Transfiguración y subraya que seguirá sirviendo a la Iglesia con la oración y la meditación ·

Entra además en vigor el motuproprio «Normas nonnullas» con el que se sustituyen algunas disposiciones relativas a la sede vacante y a la elección del Romano Pontífice

“En este momento de mi vida, el Señor me llama a 'subir al monte' a dedicarme más aún a la oración y a la meditación. Pero esto no significa abandonar la Iglesia; es más, si Dios me pide precisamente esto es para que pueda continuar sirviéndola con la misma entrega y el mismo amor con que he buscado hacerlo hasta ahora, pero de un modo más adecuado a mi edad y a mis fuerzas”. Benedicto XVI partió del Evangelio de la Transfiguración para explicar una vez más —ante una multitud desbordante en la plaza de San Pedro— las razones de su renuncia: “El Señor me llama”. A la cita  del último Ángelus del pontificado, el domingo 24 de febrero, acudieron muchísimos fieles e hicieron sentir su calor con largos y repetidos aplausos. Dándoles varias veces las gracias por la manifestación de afecto, el Pontífice subrayó con sus palabras el primado de la oración en la vida cristiana. Sin ella —recordó— “todo el empeño del apostolado de la caridad se reduce a activismo”.

Por lo demás, “la oración —quiso especificar— no es aislarse del mundo y de sus contradicciones”, como habría querido hacer Pedro en el Tabor. Al contrario, la oración “reconduce al camino, a la acción”. Y representa —confirmó, citando el mensaje para la Cuaresma de este año— “un continuo subir al monte del encuentro con Dios, para después descender llevando el amor y la fuerza que derivan de ahí a fin de servir a nuestros hermanos y hermanas con el mismo amor de Dios”.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Enero de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS