Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Las niñas de África subsahariana

Janet, que tiene 12 años y vive en la región alta de Ghana, explica que debe vender sandías en el mercado y ganar el dinero necesario con que pagarse el uniforme escolar. Peace, de 14 años, alumna en la región del Volta, también en Ghana, cuenta que en la escuela, por falta de baños, las niñas van detrás de los matorrales, cerca del edificio, y esto crea muchas dificultades, especialmente cuando están menstruando. Por eso muchas niñas, al llegar a la pubertad, abandonan la escuela. Ayisa, de 16 años, había terminado el tercer año de la escuela secundaria, pero se vio obligada a dejar porque estaba embarazada. Convencida del que padre del pequeño se casará con ella, Ayisa sueña con volver a la escuela y ser enfermera. Estas son solo algunas de las historias que cuenta “Plan Italia”, organización no lucrativa, que lanzó la campaña Because I am a Girl, apoyada por la reciente premio Nobel de la paz Malala Yusafzai, para proporcionar instrucción que dure al menos nueve años a cuatro millones de niñas. El 52 por ciento de las niñas analfabetas viven en África subsahariana, donde cuatro de cada cinco niñas no reciben ningún tipo de educación formal. Las pequeñas permanecen en sus hogares por una serie de factores: tareas domésticas, falta de recursos, matrimonios prematuros, etc. Un estudio de “Plan Italia” estableció que las muchachas analfabetas triplican la posibilidad de casarse antes de la mayoría de edad que las muchachas que terminan la escuela secundaria.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

26 de Febrero de 2020

NOTICIAS RELACIONADAS