Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Las mamás canguro de Senegal

En la sala color crema del hospital pediátrico Albert-Royer de Dakar, tres madres descansan junto a sus hijos nacidos prematuramente y adormecidos sobre su pecho. En las camisetas de las mujeres se ha hecho un orificio del que asoman –como deliciosos marsupios– las cabecitas de los recién nacidos. Son las mamás canguro de las que escribe Rémi Barroux en el diario francés Le Monde. Este método, experimentado por primera vez en Colombia en 1993 por dos pediatras, Rey y Martínez, constituye una alternativa a las incubadoras. Es la demostración seria y fundamental, sin coste alguno, de cómo la naturaleza sigue siendo una alternativa poderosa a la técnica imperante. Está claro que a las mamás canguro se les exige mayor paciencia e inmovilidad, pero el resultado –aseguran los médicos– es incontrovertible. Salta a la vista que en el marsupio los niños crecen y se fortalecen.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

23 de Febrero de 2020

NOTICIAS RELACIONADAS