Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

La vida es sueño

· En las raíces de la pintura surrealista catalana ·

Muy pocos fuera de España conocen realmente al pintor Antoni Pitxot (1934-2015). Y todavía menos los enlaces privilegiadas que unían a su familia con los dos representantes españoles más grandes de la pintura moderna del inicio del siglo XX, Pablo Picasso y Salvador Dalí.

La muestra actualmente expuesta en el Musée des Beaux-Arts de Tournai, Bélgica, tiene como fin desvelar esta relación artística y al mismo tiempo revelar — quizá por primera vez — las verdaderas fuentes del surrealismo catalán, desde el Renacimiento a la época moderna. El pintor Ramon Pichot (1871-1925) — Pitxot es la versión “catalanizada” del patronímico artístico que elegirá su sobrino Antoni — fue uno de los mejores amigos de Picasso en París. En 1910 lo invitó a pasar el verano en Cadaqués, donde su familia tenía una magnífica propiedad junto al mar. Esta estancia en el pequeño pueblo de pescadores de estilo griego, encalado y lejos de todo como una utopía — así con lo es también el dramático y atormentado paisaje del cercano Cap de Creus — marca el inicio de una nueva fase en la evolución de su programa cubista hacia la abstracción y la síntesis.

de Jean-Pierre De Rycke

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Audiencia General

28 de Junio de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS