Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

La última batalla de Harry Potter

· Con un final inquietante y violento se cierra la saga cinematográfica de Harry Potter, nacida de las novelas de Joanne K. Rowling ·

El final es épico, con una batalla digna de una saga del inigualable éxito planetario. El choque definitivo entre las fuerzas del bien y las del mal es verdaderamente a muerte, en una atmósfera hasta demasiado dark . De los juegos de magia de los niños-mago ya no se acuerda nadie. Los pequeños estudiantes de Hogwarts han crecido y los sortilegios aprendidos sirven para no sucumbir a los maleficios del señor oscuro y salvar el mundo de sus planes. Se combate una auténtica guerra. Y se arriesga la vida.

Aquí tenemos el octavo y último capítulo cinematográfico de la saga de Joanne K. Rowling, Harry Potter y las reliquias de la muerte . Parte segunda, candidata a convertirse en el enésimo blockbuster de la larga serie que ha visto desfilar en los años, más o menos establemente, algunos de los mejores actores ingleses. Los apasionados de la saga ya lo saben todo: para ellos el desafío es comprender hasta qué punto también esta última película es fiel al relato. Por ahora no se han quejado y creemos que no tendrán motivo de hacerlo hoy tampoco. Pero una película tiene sus reglas y no hay que dar por sentado que, aún siendo fiel al texto escrito, sea igualmente fascinante. Como ocurrió con la primera parte de Las reliquias de la muerte : el resultado en la gran pantalla no estuvo a la altura de los capítulos precedentes, probablemente por haber querido diluir, con fines estrictamente comerciales, el relato en dos películas. Las críticas parecen haber surtido en general un efecto benéfico en el director, David Yates, el mismo de los tres capítulos anteriores, quien no repite los errores esta vez. Empezando por la duración, visto que nos hallamos ante el más breve de los ocho filmes. Y la calidad en conjunto se beneficia, gracias igualmente a escenas bien confeccionadas, a efectos especiales calibrados, a un montaje cerrado.

La atmósfera, que en los últimos episodios era cada vez más inquietante y tenebrosa, llega aquí al culmen en una Hogwarts reducida a un montón de ruinas humeantes. Cosa que podrá no gustar a todos, como sucedió sobre todo con la película precedente, creando malestar en los espectadores más pequeños. Es el caso también de la muerte, que antes era un suceso raro, casi un accidente del camino; aquí es protagonista. E igualmente esta deriva cada vez más violenta reúne todos los motivos para no ser grata o adecuada para todos.

En cuanto a los contenidos, en la saga el mal jamás es fascinante; tampoco en el ajuste de cuentas el maligno se percibe más atractivo. Mientras, se confirman los valores de la amistad y del sacrificio, en una singular y larga novela de formación que, a través de etapas también dolorosas frente a la muerte y las experiencia de la pérdida, contempla al héroe designado y a sus compañeros pasar de la alegre despreocupación de la infancia a la compleja realidad de la edad adulta.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

19 de Agosto de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS