Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

La era de la persuasión

· El discurso en el Palacio de cristal en la prensa internacional ·

Ha sido una «vibrante llamada» a la paz y a la defensa del ambiente la que el Papa lanzó en el discurso pronunciado en las Naciones Unidas. Lo evidencia el «International New York Times» del sábado 26 de septiembre en el artículo de primera página, resaltando, al mismo tiempo, la condena por parte del Pontífice de la explotación de los recursos naturales dictados por una egoísta sed de poder y de bienestar material.

Y la crítica puesta por Francisco, subraya el cotidiano neoyorquino, no se frena aquí: el índice, de hecho, apunta además contra las estrategias de poder, que pesan sobre los pobres. Y a la condena se une la gran preocupación por las persecuciones de las que continúan siendo objeto en varias partes del mundo los cristianos.

En el artículo, firmado por Somini Sengupta y Jim Yardley, se destaca que las prioridades temáticas que caracterizan la agenda del Papa son de todos conocidas: pero el hecho de que hayan sido relanzadas desde el podio de las Naciones Unidas contribuye a conferirles una mayor resonancia. Y eso alimenta la esperanza de que cuantos están llamados a la acción, y aún no lo han hecho, finalmente se muevan, y en la justa dirección. El «International New York Times», insiste en la apreciación del Pontífice por los esfuerzos de las Naciones Unidas, pero, al mismo tiempo, no deja de resaltar la invitación de Francisco a superar las disputas y tensiones entre los miembros permanentes del Consejo de seguridad, para que, en la gestión de las crisis internacionales, la persona tenga prioridad por encima de los intereses particulares, por cuanto estos últimos sean legítimos.

La revista «Time», que a la visita del Papa a Estados Unidos dedica la portada, destaca que Francisco ha ofrecido su visión de la fe, del deber y del liderazgo moral. En tierra estadounidense, se lee en el artículo de Nancy Gibbs y de Elizabeth Dias, vino como pastor, y como pastor ha denunciado los pecados de la sed de poder y del materialismo. Con Francisco se está pasando de la era de la autoridad a la era de la sencillez que le es propia, a la misericordia.

«The Guardian» subraya la preocupación manifestada por el Papa, en el discurso a las Naciones Unidas, por esa sed de poder que, se lee en el periódico británico, corre el riesgo de romper cada vez más los ya frágiles equilibrios del planeta, desfavoreciendo, en primer lugar, a los indigentes. En el artículo de Suzanne Golgenberg y Stephanie Kirchgaessner, se destaca cómo Francisco ha querido remarcar que también la naturaleza, y no sólo la humanidad tiene sus derechos. Para el «The Guardian» han sido dos los temas principales que han caracterizado el discrurso del Pontífice: la injusticia y la pobreza.

«Existen buenas razones para pensar que el Papa Francisco pueda dejar efectos duraderos» escribe Bill Emmott en «La Stampa» del 26 de septiembre, analizando el impacto que está teniendo la visita en los Estados Unidos. «Los actos de humildad, son, a menudo, juzgados con cinismo. Pero Francisco –escribe Emmott– ha superado todo esto porque su humildad está llena de sustancia y se muestra totalmente genuina».

Francisco es amado tanto por los católicos, como por los no católicos, sus posiciones, continúa Emmott, «parecen componer las visiones de América», de tal modo está marcado el respiro universal que caracteriza su figura. Un respiro universal que, paradójicamente, nace de la profunda pertenencia a un pueblo y a una precisa tradición cultural.

En esta perspectiva el periódico «Avvenire» subraya la cita del poema argentino «El Gaucho Martín Fierro», hecha por el Papa en el discurso a la ONU: «Los hermanos están unidos porque ésta es la primera ley. Tengan una verdadera unión a cualquier hora, porque si pelean entre ellos los devorarán los de afuera». Publicado por primera vez en 1872 el poema se convirtió en un bestseller con 48 000 copias, cifra enorme para esos tiempos, y cuenta la historia de «un “cowboy” de las pampas».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

17 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS