Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​La cultura del abuso, una herida en la credibilidad de la Iglesia

· A los obispos estadounidenses el Papa pide una actitud nueva para superar la lógica del particularismo y del descrédito ·

En los últimos tiempos, la Iglesia en los Estados Unidos de América ha sido «sacudida por muchos escándalos que afectan su credibilidad en lo más profundo». Parte de esta amarga observación la carta enviada por el Papa a los obispos estadounidenses, que a principios del año nuevo se reunió en Chicago para realizar ejercicios espirituales, sugeridos por el propio Francisco el 13 de septiembre pasado, durante su reunión con la presidencia de la Conferencia episcopal.

Se trata - dice el Papa en la misiva escrita en su lengua materna, el español - de «tiempos tormentosos en la vida de tantas víctimas que sufrieron en su carne el abuso de poder, de conciencia y sexual por parte de ministros ordenados, consagrados, consagradas y fieles laicos». Tiempos tormentosos, repite Francisco, y de cruz, hasta el punto de que «la credibilidad de la Iglesia se ha visto fuertemente cuestionada y debilitada por estos pecados y crímenes, pero especialmente por la voluntad de querer disimularlos y esconderlos». De hecho, el Papa señala que la ocultación, lejos de «lejos de ayudar a resolver los conflictos, permitió que los mismos se perpetuasen e hirieran más profundamente el entramado de relaciones que hoy estamos llamados a curar y recomponer». También porque, señala, han infringido «una herida honda en el corazón del pueblo fiel» sembrando «perplejidad, desconcierto y confusión »; y esto a veces se usa «como excusa para desacreditar continuamente y poner en duda la vida entregada de tantos cristianos» que, en cambio, testifican fielmente de la fe en el Evangelio.

Por eso, es la recomendación del Papa, «la lucha contra la cultura del abuso» y «la herida en la credibilidad» de la Iglesia «exige un abordaje particular». Además: «la herida en la credibilidad no se resuelve mediante decretos voluntarios o estableciendo nuevas comisiones o mejorando los cuadros de organización como si fuéramos jefes de una agencia de recursos humanos». Por el contrario, asegura el Papa, «todos los esfuerzos que hagamos para romper el círculo vicioso del reproche, la deslegitimación y el desprestigio, evitando la murmuración y la calumnia en pos de un camino de aceptación orante y vergonzoso de nuestros límites» , permitirán «encontrar caminos evangélicos que susciten y promuevan la reconciliación y la credibilidad que nuestro pueblo y la misión nos reclama». Con una última exhortación para evitar las operaciones de "marketing" o «mera estrategia». Además, concluye el Pontífice, «el Pueblo fiel de Dios y la misión de la Iglesia han sufrido y sufren mucho a causa de los abusos de poder, conciencia, sexual y de su mala gestión como para que le sumemos el sufrimiento de encontrar un episcopado desunido».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

26 de Junio de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS