Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Historia de un jugador argentino

· Los goles inolvidables de René Pontoni ·

A ver si «alguno de ustedes se anima a hacer un gol como el de Pontoni», dijo el Papa Francisco a las selecciones nacionales de fútbol de Argentina e Italia, el 13 de agosto de 2013. El Pontífice se refería a René Alejandro Pontoni, jugador del San Lorenzo en los años cuarenta. Son muchas las ocasiones en las que el Papa Francisco ha hablado de su afición por este equipo porteño, fundado en 1908 por un sacerdote salesiano, padre Lorenzo Massa, de origen piamontés.

«René Pontoni. Il calciatore preferito di Papa Bergoglio» (René Pontoni. El futbolista preferido del Papa Bergoglio) se titula el libro escrito por el periodista Lorenzo Galliani, colaborador de “Avvenire” y de “Verona Fedele”. Además es fundador de crossmagazine.it, periódico online sobre deporte y fe. En el prefacio del libro, escrito por el periodista de Clarín Pablo Calvo, asegura que Pontoni «representó la gentileza, el estar en compañía, el amor por el fútbol y no por los millones, porque no eligió la comodidad europea de esos tiempos, prefirió estar cerca de la familia y de los amigos». El periodista cuenta también que una vez conoció al abogado consitucionalista Ricardo Monner Sans, hombre honesto que dedicó su vida a luchar contra la corrupción. También era seguidor del San Lorenzo y compartió momentos en tribuna con Bergoglio. «En sus historias, me di cuenta del contexto en el cual Pontoni brilló», indica el periodista. En ese tiempo «no se celebraban los goles marcados por penalti, vista la disparidad de fuerzas entre quien lanzaba el y portero» y «si el portero paraba, lo aplaudían las dos aficiones», contaba Monner. Además las camisetas de 1946 «no tenían publicidad ni número en la espalda». Pontoni —narra Pablo Calvo— era un trabajador, un señor elegante del fútbol, que dejó sus proezas en la memoria de un niño de Flores de 9 años que se llamaba Jorgito. Jorgito Bergoglio».

En el libro Lorenzo Galliani recorre la carrera de este formidable jugador. Pontoni nació en Santa Fe en 1920 en el barrio La Facultad, tenía cuatro hermanos. Su padre murió cuando tenía 4 años y a los 12 tuvo que empezar a trabajar. Le llamaban «Huevito» porque de pequeño iba a vender huevos para ayudar a la familia. Empezó a jugar en el San Lorenzo en 1945 y jugó también con la selección argentina.

Su carrera terminó pronto por una desafortunada lesión, y abrió una pizzería «La Guitarrita» junto con su cuñado Mario Boyé, compañero en la selección nacional.

El 28 de mayo de 2015, el hijo del campeón del San Lorezo, René Carlos Pontoni, llegó a Roma para saludar al Papa Francisco. Un encuentro —narrado en el libro— en el que el Pontífice reconoció que Pontoni y los jugadores de la época eran un punto de referencia para él.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

19 de Agosto de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS