Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Hermana y madre tierra

· El Papa vuelve a denunciar el desperdicio inaceptable de alimento y pide repensar el sistema de producción y distribución ·

¿Cómo realizar «una agricultura de bajo impacto ambiental» que no ponga en peligro «la estabilidad climática»? Y ¿cómo conjugar el deber de «cultivar la tierra» con el de «custodiarla»?

Es el doble desafío indicado por el Papa a la Confederación nacional de cultivadores directos de Italia durante la audiencia del sábado 31 de enero, por la mañana, en la sala Clementina. Al recordar que «no hay humanidad sin cultivo de la tierra», el Papa Francisco pidió que la agricultura sea «reconocida y valorada adecuadamente, incluso en las concretas decisiones políticas y económicas». E invitó a no ceder a la tentación de «vender la madre tierra», sacrificando su cultivo con actividad «aparentemente más rentable». El Pontífice realizó también una nueva denuncia de la «cultura del descarte» que desperdicia el alimento y hace pasar hambre a poblaciones enteras: «con el pan no se juega» advirtió, exhortando a repensar «a fondo el sistema de producción y distribución del alimento».

Texto completo del discurso del Papa

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

5 de Diciembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS