Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Esclavas del poder

· El ensayo ·

El mercado de los seres humanos es hoy uno de los más redituables del mundo. Cada año casi un millón y medio de personas, en su mayoría mujeres y niñas, son convertidas en esclavas sexuales: compradas, vendidas y revendidas como materias primas, descartes o trofeos. El desarrollo de la industria sexual a nivel mundial ha creado un mercado –documentado en más de 175 naciones– a punto de superar el número de seres humanos vendidos en la época de la esclavitud. Lo documentó, arriesgando su vida, la periodista mexicana Lydie Cacho en el libro Esclavas del poder (2010): existe un verdadero auge de las redes organizadas que secuestran, compran y esclavizan a niñas y mujeres. Todo esto, explica Cacho, gracias a la difusión de una cultura que considera algo normal el secuestro, la desaparición, la compraventa y la corrupción de niñas y adolescentes, para transformarlas en objetos sexuales. Pero la denuncia del libro va más allá de los meros datos. Millones de personas consideran la prostitución un mal menor, y prefieren ignorar la explotación. «Cuando oigo los argumentos en favor de la legalización de la prostitución, que devolvería a las mujeres el control de su propio cuerpo, me viene a la memoria la mirada perdida en el vacío de las niñas que jamás han tenido la posibilidad de decidir». ( @GiuliGaleotti )

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

24 de Marzo de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS