Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Es cuestión de hermenéutica

· ​El Papa con los periodistas en el vuelo de regreso de América Latina ·

Instrumentalización y «hermenéutica total»: dos posibles claves de lectura del viaje latinoamericano en las que se centró el Papa Francisco en diferentes momentos durante el acostumbrado coloquio con los periodistas a bordo del avión que el lunes 13 de julio, por la tarde, lo trajo de regreso a Roma.

Invitado a explicar el sentido de algunas de sus intervenciones, el Pontífice aclaró los límites de una interpretación ideológica o circunscrita a una sola frase del texto. «Creo que es necesario estar muy atentos», dijo, destacando que «un texto no se puede interpretar con una frase. La hermenéutica tiene que ser en todo el contexto. Hay frases que son justo la clave de la hermenéutica y hay frases que no, que son dichas de paso o plásticas». Es necesario, en definitiva —afirmó—, «ver todo el contexto, ver la situación, incluso, ver la historia».

Una «hermenéutica» que el Papa recomendó aplicar, en lo concreto, a las palabras pronunciadas en Ecuador durante la ceremonia de bienvenida en Quito o las referencias al Sínodo de los obispos sobre la familia contenidas en los pasajes de la homilía dedicados a las bodas de Caná durante la misa en Guayaquil. En cuanto a las primeras, el Papa Francisco recordó que «Ecuador no es un país de descarte. O sea, que se refiere a todo el pueblo y a toda la dignidad de ese pueblo que, después de la guerra limítrofe, se ha puesto de pie y ha tomado cada vez más conciencia de su dignidad y de la riqueza de la unidad en la variedad que tiene». En relación a las segundas, en cambio, puntualizó que «Jesús produce el mejor vino precisamente con el agua de la suciedad, de lo peor». De aquí el deseo de que «el Señor nos purifique» incluso de las situaciones de crisis que afectan hoy a la familia.

«Cada palabra, cada frase de un discurso puede ser instrumentalizada», dijo como conclusión, confirmando la necesidad de mirar siempre «el contexto».

Transcripción completa del coloquio con los periodistas  

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS