Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Encuentro en el abismo de la misericordia

· La carmelita descalza Isabel de la Trinidad ·

Isabel Catez nació el 18 de julio de 1880 en el campo de Avor, en las inmediaciones de Bourges, Francia, y fue bautizada cuatro días más tarde.

Isabel vivió intensamente la vida bautismal, descubriendo que es posible encontrar a Dios en todas las cosas y amarlo en cada situación, porque es verdad que Él vive en nosotros inundándonos con su «amor demasiado grande», como le gustaba repetir inspirándose en san Pablo. Todo lo que no se hace por Dios es nada (cf. Carta 340), vacía en lugar de llenar, dispersa en lugar de reunir. No es la actividad la que dispersa, sino el no creer «que un ser que se llama amor habita en nosotros» (Carta 330), el no estar unidos al ser que nos ama, al Padre que en Cristo nos espera en su casa y con su Espíritu nos sostiene en el camino.

Es posible reconocer a «Dios bajo el velo de la humanidad» (Último retiro, 4) y escuchar allí la palabra en el presente, si se reconoce que nuestra miseria es el lugar del encuentro con Él. En efecto, Él es misericordia y por ello sólo «en el cielo tendrá lugar el impacto divino; y es allí arriba donde el abismo de nuestra nada, de nuestra miseria, se encontrará con el abismo de la misericordia, de la inmensidad de todo de Dios. Es allí en el cielo donde encontraremos la fuerza de morir a nosotros mismos y donde, perdiendo nuestras características, seremos transformados en amor» (Cielo en la fe, 4). Por ello, nunca hay que desesperar de sí mismo o de los demás, porque «el alma más débil, incluso la más culpable es aquella que tiene más motivos para esperar», ya que «posee en sí misma un salvador que la quiere purificar en cada momento» (Carta 249), porque «su misión es perdonar» (Carta 145).

Romano Gambalunga, Postulador general de los Carmelitas descalzos

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

18 de Junio de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS