Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Encuentro con la misericordia

· Carta del Papa con vistas al jubileo extraordinario ·

Será «un auténtico momento de encuentro con la misericordia de Dios» el jubileo extraordinario que iniciará el próximo 8 de diciembre. Lo escribe el Papa Francisco en una carta enviada al arzobispo Fisichella, presidente del Consejo pontificio para la promoción de la nueva evangelización, indicando algunos puntos clave para vivir la experiencia del Año santo como ocasión para «tocar con la mano» la ternura del Padre.

Entre los pasajes más significativos, sobre todo destaca el dedicado a la situación de los presos. El Jubileo —subraya al respecto el Pontífice— «siempre ha sido la ocasión de una gran amnistía, destinada a hacer partícipes a muchas personas que, incluso mereciendo una pena, sin embargo han tomado conciencia de la injusticia cometida y desean sinceramente integrarse de nuevo en la sociedad dando su contribución honesta». El Papa Francisco desea que a todos los detenidos «llegue realmente la misericordia del Padre» y recuerda que ellos podrán obtener la indulgencia en la capilla de las cárceles. «Cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre — añade —, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa».

Central en la carta es el pasaje dedicado a las mujeres que han vivido el drama del aborto. «Gravísimo mal» lo define el Pontífice, explicando, sin embargo, que «sólo el hecho de comprenderlo en su verdad puede consentir no perder la esperanza» y recuerda que «el perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido». De aquí la decisión de conceder a todos los sacerdotes durante el año jubilar «la facultad de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y arrepentidos de corazón piden por ello perdón». En esta perspectiva el Papa Francisco invita a los sacerdotes a prepararse «para esta gran tarea sabiendo conjugar palabras de genuina acogida con una reflexión que ayude a comprender el pecado cometido, e indicar un itinerario de conversión verdadera para llegar a acoger el auténtico y generoso perdón del Padre que todo lo renueva con su presencia».

Por último, el Papa se dirige «a los fieles que por diversos motivos frecuentan las iglesias donde celebran los sacerdotes de la Fraternidad de San Pío X». Al expresar la esperanza de que «en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad», el Pontífice dispone — «movido por la exigencia de corresponder al bien de estos fieles» destaca— que «quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Agosto de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS