Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Encarnación mística en el pobre

· ​El discurso en parte inédito de Pablo VI durante la última audiencia a la Madre Teresa ·

El 6 de mayo de 1978, exactamente tres meses antes de morir, Pablo VI recibe en el Vaticano a la Madre Teresa de Calcuta con un grupo de religiosas y colaboradores italianos. Es el último encuentro entre Montini y la religiosa, que al inicio de la audiencia saluda al Pontífice en inglés con las palabras: «Usted es Cristo para nosotros». Y añade: «Doy las gracias a Vuestra Santidad en nombre de los pobres, nuestros pobres. Son ellos la entrega de nuestro amor. Queremos trabajar por los más pobres de los pobres». El Papa pronuncia un discurso en italiano, añadiendo al texto ya preparado amplios y numerosos pasajes de forma espontánea: en especial en la parte central, donde se confiesa «indigno de ser maestro ante vosotros», y en la conclusión, donde exhorta a escuchar los «gemidos» y los «gritos» de quienes sufren. El discurso, hasta ahora inédito en su totalidad, ha sido transcrito de la grabación de la audiencia y publicado en el libro «Paolo VI y Madre Teresa» (Edizioni Viverein, Roma, 2016, 184 páginas), en una obra dirigida por monseñor Leonardo Sapienza, regente de la Prefectura de la Casa pontificia. «En la grabación del audio —comenta Sapienza— se nota la voz cansada del Papa pero, a pesar de todo, en algunos pasajes llena de vigor, por el afecto que Montini sentía por la Madre Teresa». En el libro, que recoge numerosos textos del Pontífice y de la religiosa ilustrados con imágenes y reproducciones autógrafas, se puede ver también una carta que la Madre Teresa había enviado a las hermanas de la congregación, donde relata otro detalle inédito de esa audiencia: «Mientras la hermana Nirmala colocaba en el cuello del Papa una guirnalda de flores, el Santo Padre me dijo: “Aceptadme como humilde colaborador en vuestra obra de amor”. ¡Esto es lo que piensa el Santo Padre de nuestro trabajo!».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

24 de Abril de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS