Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

En el Reino Unido  tras las huellas del cardenal Newman

· En la audiencia general del 8 de septiembre Benedicto XVI habla de su viaje en programa del 16 al 19 de septiembre ·

«Estoy deseando encontrarme con los representantes de las distintas tradiciones religiosas y culturales que conforman la población británica, así como con los líderes civiles y políticos». Así se expresó el Santo Padre en el mensaje que pronunció, durante la audiencia general del miércoles 8 de septiembre, celebrada en el aula Pablo VI del Vaticano, en vísperas de su viaje al Reino Unido.

Espero con ilusión mi visita al Reino Unido dentro de una semana y envío un saludo cordial a todo el pueblo de Gran Bretaña. Soy consciente de que los preparativos de la visita han supuesto una gran cantidad de trabajo, no sólo por parte de la comunidad católica, sino también por parte del Gobierno, de las autoridades locales de Escocia, Londres y Birmingham, de los medios de comunicación y de los servicios de seguridad; y quiero expresar mi profundo aprecio por los esfuerzos que se han realizado para garantizar que los diversos actos previstos sean celebraciones verdaderamente gozosas. Sobre todo expreso mi agradecimiento a las innumerables personas que han estado rezando por el éxito de la visita, para que Dios derrame en abundancia su gracia sobre la Iglesia y los habitantes de vuestra nación.

Para mí será una alegría especial beatificar al venerable John Henry Newman en Birmingham el domingo 19 de septiembre. Este inglés, verdaderamente grande, llevó una vida sacerdotal ejemplar y con sus numerosos escritos dio una contribución perdurable a la Iglesia y a la sociedad, tanto en su tierra natal como en muchas otras partes del mundo. Espero y rezo para que cada vez más personas se beneficien de su cordial sabiduría y se inspiren en su ejemplo de integridad y santidad de vida.

Estoy deseando encontrarme con los representantes de las distintas tradiciones religiosas y culturales que conforman la población británica, así como con los líderes civiles y políticos. Estoy muy agradecido a Su Majestad la Reina y a Su Gracia el arzobispo de Canterbury por recibirme, y espero con ilusión encontrarme con ellos. Lamentando que hay muchos lugares y personas que no tendré la oportunidad de visitar, quiero que sepáis que os recuerdo a todos en mis oraciones. Que Dios bendiga al pueblo del Reino Unido.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

25 de Enero de 2020

NOTICIAS RELACIONADAS