Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

En busca de un espacio de paz

· Durante el Ángelus en Castelgandolfo el Papa habla de su próximo viaje a Líbano ·

Y en un mensaje al encuentro de Sarajevo llama al diálogo entre creyentes y no creyentes como antídoto para la violencia

Un domingo en el signo de la paz. Es el sentido que tuvo la jornada de ayer, 9 de septiembre, en las palabras e intenciones del Papa. Una anticipación, en cierto sentido, de lo que será el ya próximo viaje internacional que Benedicto XVI realizará, desde el viernes 14 de septiembre, a Líbano, pero simbólicamente abierto a toda la región medioriental. Y precisamente de esa tierra habló el Papa a los fieles reunidos en Castelgandolfo para habitual cita del rezo del Ángelus. Recordó el drama de los sufrimientos causados a las poblaciones por años y años de guerras y manifestó su intención de acercarse a ellas para ayudarlas a no resignarse a la violencia y a la difusión de las tensiones, sino para buscar las vías del diálogo y de la coexistencia para crear un futuro de paz.
Llamamiento repetido no por casualidad en el mensaje, con firma del cardenal secretario de Estado Tarcisio Bertone, enviado a los participantes del encuentro internacional por la paz organizado en Sarajevo por la comunidad de San Egidio. Un enlace oportuno entre dos realidades, Líbano y Bosnia y Herzegovina, ambos países multiétnicos y multiculturales por definición, que han conocido el drama de la violencia de la guerra y que ahora, de modos tal vez distintos, están mostrando, o en cualquier caso intentan testimoniar al mundo, que es posible encontrar el camino de la convivencia pacífica en el diálogo y en la búsqueda de la verdad. “Vivir juntos es el futuro”, se lee en el mensaje. Un deseo del que se hace eco el effatà (“ábrete”) del Evangelio dominical que resonó en Castelgandolfo durante el Ángelus como una invitación a salir del aislamiento y a situarse en relación con Dios y con todos los hombres. El Papa está convencido de que el diálogo es el único camino para alcanzar la paz y la reconciliación en la martirizada región medioriental. Un diálogo encomendado a la responsabilidad “de todas las partes implicadas” que involucre “a la comunidad internacional, cada vez más consciente de la importancia para el mundo entero de una paz estable y duradera en toda la región”.

Traducción árabe de las palabras sobre el viaje a Líbano pronunciadas por el Papa en el Ángelus

El saludo del Papa en italiano

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Marzo de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS