Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

En ayuda a la Iglesia que sufre

Dar a «conocer la Iglesia de los mártires» y contribuir a perforar «los muros levantados no solo por perseguidores sino también por la pasividad de muchos»: en las palabras del cardenal Mauro Piacenza está el significado del concierto de la banda de los carabineros «dedicado a los cristianos perseguidos», organizado por el comando de las escuelas del arma en colaboración con Ayuda a la Iglesia necesitada. En la iniciativa, que tuvo lugar el martes 26 de junio en la sede de la legión estudiantes Carabineros en vía Giulio Cesare a Roma, estaban presentes entre otros el patriarca iraquí Louis Raphael I Sako y el arzobispo pakistaní Joseph Coutts que el jueves 28 reciben la birreta cardenalicia de manos del Papa Francisco.

«Aparentemente – indicó – parece que la violencia, las intolerancias, los totalitarismos, la persecución, la ciega brutalidad, ciertas fuerzas ocultas que cínicamente maniobran muchas direcciones internacionales, se revelan más fuertes mandando callar la voz profética de los testigos de la fe, que pueden humanamente aparecer como derrotados de la historia». Pero «Jesús resucitado ilumina su testimonio y comprendemos así el sentido del martirio». Y Ayuda a la Iglesia necesitada «pretende profundizar y manifestar activamente la solidaridad con todos los hermanos que sufren como testigos de la fe».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Noviembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS