Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

En Asís peregrinos de la verdad y la paz

· El encuentro del 27 de octubre convocado por el Papa ·

El pasado 1 de enero, después de la oración del Ángelus Benedicto XVI anunció su deseo de solemnizar el XXV aniversario del histórico encuentro que tuvo lugar en Asís, el 27 de octubre de 1986, por voluntad del venerable siervo de Dios Juan Pablo II. Con motivo de dicha conmemoración, el Santo Padre ha convocado para el próximo 27 de octubre, una «Jornada de reflexión, diálogo y oración por la paz y la justicia en el mundo», a la que acudirá como peregrino a la ciudad de san Francisco; y ha invitado nuevamente a unirse a este camino a los hermanos cristianos de las distintas confesiones, a los exponentes de las tradiciones religiosas del mundo e, idealmente, a todos los hombres de buena voluntad.

La Jornada tendrá como tema: «Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz». Cada ser humano es en el fondo un peregrino en busca de la verdad y del bien. También el hombre religioso permanece siempre en camino hacia Dios: de aquí nace la posibilidad, más aún, la necesidad de hablar y dialogar con todos, creyentes o no, sin renunciar a la propia identidad o recurrir a formas de sincretismo; en la medida en que la peregrinación de la verdad se vive auténticamente, se abre al diálogo con el otro, no excluye a nadie y compromete a todos a ser constructores de fraternidad y de paz. Estos son los elementos que el Santo Padre pretende poner en el centro de la reflexión.

Por este motivo, se invitará a compartir el camino de los representantes de las comunidades cristianas y de las principales tradiciones religiosas también a algunas personalidades del mundo de la cultura y de la ciencia que, si bien no se profesan religiosas, se sienten en el camino de la búsqueda de la verdad y son conscientes de la responsabilidad común por la causa de la justicia y de la paz en nuestro mundo.

Por tanto, la imagen de la peregrinación resume el sentido del acontecimiento que se celebrará: se hará memoria de las etapas recorridas, desde el primer encuentro de Asís, al posterior de enero de 2002 y, al mismo tiempo, se mirará al futuro, con el propósito de continuar recorriendo con todos los hombres y las mujeres de buena voluntad el camino del diálogo y de la fraternidad, en el contexto de un mundo en rápida transformación. San Francisco, pobre y humilde, acogerá de nuevo a todos en su ciudad, convertida en símbolo de fraternidad y paz.

La mañana del 27 de octubre, las delegaciones saldrán de Roma en tren junto con el Papa. Al llegar a Asís, se dirigirán a la basílica de Santa María de los Ángeles, donde tendrá lugar un momento de conmemoración de los precedentes encuentros y de profundización en el tema de la Jornada. Intervendrán representantes de algunas delegaciones asistentes y también tomará la palabra el Santo Padre.

Seguirá un almuerzo frugal, compartido por los delegados: una comida marcada por la sobriedad, que busca expresar el estar juntos en fraternidad y, al mismo tiempo, la participación en los sufrimientos de tantos hombres y mujeres que no conocen la paz. Después se dejará un tiempo de silencio para la reflexión de cada uno y la oración. Por la tarde, todos los presentes en Asís irán a pie a la basílica de San Francisco. Será una peregrinación en la que, en el último tramo, tomarán parte también los miembros de las delegaciones; con esto se pretende simbolizar el camino de cada ser humano en la búsqueda constante de la verdad y de la construcción activa de la justicia y de la paz. Se desarrollará en silencio, dejando un espacio a la oración y a la meditación personal. Junto a la basílica de San Francisco, en el lugar donde se han concluido las precedentes reuniones, se tendrá el momento final de la Jornada, con la renovación solemne del compromiso común por la paz.

Como preparación de esta Jornada, el Papa Benedicto XVI presidirá en San Pedro, la tarde precedente, una vigilia de oración con los fieles de la diócesis de Roma. Se invita a las Iglesias particulares y las comunidades dispersas por el mundo a organizar momentos de oración similares.

En las próximas semanas los cardenales presidentes de los Consejos pontificios para la promoción de la unidad de los cristianos, el diálogo interreligioso y la cultura enviarán las invitaciones en nombre del Santo Padre. El Papa pide a los fieles católicos que se unan espiritualmente a la celebración de este importante acontecimiento y agradece a los que acudan a la ciudad de san Francisco para compartir esta peregrinación ideal.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Enero de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS