Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Elogio de la piedad ecuatoriana

Por primera vez durante este viaje a América Latina —pero como hace a menudo cuando se encuentra ante religiosos y sacerdotes— el Papa Francisco eligió la última cita pública en Ecuador para hablar de forma espontánea, dejando a un lado el texto del discurso preparado y expresándose espontáneamente con uno ex novo, que partió del elogio de la piedad popular de los ecuatorianos: una piedad que es sobre todo mariana.

El miércoles 8 de julio, por la mañana, antes de marchar de Quito hacia Bolivia, el Pontífice se dirigió al santuario nacional de Nuestra Señora del Quinche para recordar la importancia de la devoción a María en la vida de fe de este pueblo: una fe que se caracteriza por una vitalidad y una frescura extraordinarias. Así, pues, dirigiéndose al clero y a los consagrados del país, les alertó contra el riesgo del «Alzheimer espiritual», enfermedad que ataca haciendo perder la memoria de las propias raíces.

La jornada inició con la celebración de la misa en privado en la capilla de la nunciatura, su residencia durante la estancia en Ecuador. Tras despedirse, a lo largo del camino que conduce al aeropuerto, el Papa visitó una residencia de ancianos de las Misioneras de la Caridad en el barrio de Tumbaco. Se trata de uno de los diversos centros de asistencia para ancianos gestionados por las hijas espirituales de la madre Teresa de Calcuta en las periferias de la capital. En la estructura para hombres, a quienes se unieron para la ocasión las asistidas en la cercana casa para mujeres, el breve pero conmovedor encuentro tuvo lugar en un clima familiar y sereno. 

de nuestro enviado Gianluca Biccini

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

22 de Noviembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS