Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​El valor para defender

· Mattarella a favor de los cristianos perseguidos en Oriente Medio ·

No conoce tregua la furia iconoclasta del terrorismo yihadista. Los milicianos del así llamado Estado islámico (IS) han destruido la antigua iglesia de la Virgen milagrosa, uno de los símbolos de la presencia cristiana en la ciudad iraquí de Mosul.

Construida en 1870, era conocida por su campanario con un reloj, regalo de la mujer de Napoleón III, Eugenia de Francia. El domingo pasado –según refiere el patriarcado de Babilonia de los Caldeos– el edificio fue devastado con el uso de explosivos, después de haber sido saqueado por los yihadistas. La destrucción de la iglesia de la Virgen milagrosa es la enésima demostración de la dramática situación en la que viven los cristianos del Oriente Medio y Cercano. Un tema sobre el que ha intervenido el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, afirmando que «sirve valor para defender la espiral de violencia y secar los yacimientos de odio sobre los que prospera el fundamentalismo y el terrorismo». En un mensaje enviado ayer al congreso sobre los «Cristianos de Oriente» organizado en Turín con ocasión de los 70 años del semanal «Il Nostro Tempo», el jefe de Estado ha recordado que «las persecuciones, los conflictos, los auténticos genocidios que devastan esas regiones apelan a nuestra responsabilidad y piden además nuestra solidaridad hacia quien es víctima del fundamentalismo».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

18 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS