Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

El misterio de la identidad de Dios

· En el Ángelus el Papa habla de la Trinidad ·

«Dios siempre nos busca antes, nos espera antes, nos ama antes»: lo recordó el Papa Francisco en el Ángelus del domingo 11 de junio, en la plaza de San Pedro hablando del misterio de la Trinidad y, en especial, del «misterio de la identidad de Dios»

Para el Pontífice «la comunidad cristiana, aun con todos los límites humanos», está llamada a convertirse en «un reflejo de la comunión de la Trinidad, de su bondad, de su belleza». Pero esto, puntualizó, «pasa necesariamente a través de la experiencia de la misericordia de Dios, de su perdón». El Padre, efectivamente, «no no está lejano y cerrado en sí mismo, sino que es vida y quiere comunicarse, es apertura, es amor que rescata al hombre de la infidelidad». Él «es misericordioso, piadoso y rico de gracia porque se ofrece a nosotros para colmar nuestros límites y nuestras faltas, para perdonar nuestros errores, para volver a llevarnos por el camino de la justicia y de la verdad».

Tal revelación, explicó Francisco, llega a su cumplimiento con Jesús, el cual «nos ha manifestado el rostro de Dios, Uno en la sustancia y Trino en las personas; Dios es todo y solo amor, en una relación subsistente que todo crea, redime y santifica: Padre e Hijo y Espíritu Santo». Refiriéndose en particular al episodio evangélico de Nicodemo –que «aun ocupando un lugar importante en la comunidad religiosa y civil del tiempo», nunca «dejó de buscar a Dios».

Desde esta perspectiva, subrayó, la «vida eterna» no es otra cosa que «Es el amor desmesurado y gratuito del Padre que Jesús ha donado en la cruz, ofreciendo su vida por nuestra salvación». Así, gracias a la acción del Espíritu Santo. Él «ha irradiado una luz nueva sobre tierra y en cada corazón humano que le acoge; una luz que revela los rincones oscuros, las durezas que nos impiden llevar los frutos buenos de la caridad y de la misericordia».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Noviembre de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS