Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

El cuerpo dócil

· La novela ·

Milena nació en la cárcel y permaneció allí hasta los tres años, cuando, como prevé la ley, salió para ir a vivir con su padre. Su mamá, en cambio, siguió en la cárcel para cumplir su condena. Toda la vida de Milena estuvo marcada por esa experiencia y ese desarraigo. Le dijeron que en la cárcel estaban los malos, y ella, en el jardín de infancia, se comportaba mal para volver a estar con su mamá. Cuando se convirtió en una mujer, todos los sábados, a través de una asociación, volvía a Rebbibia para sacar a pasear a los niños que vivían allí con sus madres, a fin de hacerles conocer el mundo.  El libro de Rosella Postorino Il corpo docile (Einaudi, 2013) describe la segregación racial, que transforma el cuerpo de quienes la padecen en algo inerme y obediente. «Ellos deciden cuándo y cuánto debemos comer, cuándo y cuánto debemos dormir, cuándo y cuánto debemos hablar. Se llama civilización. Una pena sin dolor». Una pena que es aún más grande y más tremenda, porque son siempre ellos quienes deciden cuándo y cuánto un niño debe permanecer en ese dolor y en esa pena, y cuándo debe irse (obligatoriamente, a los tres años), separándose de la mamá con la que vivió en simbiosis. Il corpo docile no es un ensayo de sociología o un panfleto sobre la situación carcelaria, sino más bien una novela hermosa e intensa, imbuida de dolor y preocupación, que relata la vida de una mujer que fue niña en la cárcel y que, de la cárcel, ya no puede liberarse. Milena sigue sintiéndose culpable y dolorida: debe recorrer aún un largo camino para curarse. Son cerca de sesenta los niños que hoy día viven con sus madres en las cárceles italianas. El número, que parece bajo, no puede ocultar la amplitud y la profundidad del dolor y la injusticia. Postorino tiene el gran mérito de describirnos ese mundo con todo su realismo. (@ritannaarmeni)

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Noviembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS