Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Doble periferia

· El Papa visita a enfermos Alzheimer en el Villaggio Emanuele ·

El Papa Francisco vivió el 12 de abril, el «viernes de la misericordia» en una doble periferia: geográfica -dirigiéndose a la Bufalotta, en la zona nrote de Roma- pero sobre todo existencial, encontrando a personas afectadas por el Alzheimer. Y así, a primera hora de la tarde, continuando con la costumbre pastoral iniciada con el Jubileo de la misericordia, Francisco se dirigió de visita al CentroEmanuele. Lo acompañó el arzobispo Rino Fisichella, presidente Pontificio consejo para la promoción de la nueva evangelización.

Situado dentro del parque de las Sabinas, el centro permite a las personas enfermas de Alzheimer vivir en condiciones de normalidad, reproduciendo los pequeños aspectos de la vida cotidiana, necesarios para quien vive esta difícil patología para crear y mantener un puente de comunicación con el exterior, promoviendo la socialización y la inclusión.

A su llegada, el Papa fue acogido con sorpresa por los residentes y por el personal. En un clima de familia, los fundadores del Centro, Emmanuele F. M. Emanuele, presidente honorario de la Fondazione Roma, y el actual presidente, Franco Parasassi acompañaron al Papa por las diversas áreas. Y así, los huéspedes, que reposaban en sus habitaciones recibieron la inesperada visita del Pontífice que se detuvo con cadau no para una palabra de consuelo. Antes de dejar el Centro para regresar al Vaticano, el Papa donó un pergamino con un pensamiento escrito a mano y una tela que representa la Natividad.

Con esta visita, Francisco quiso dirigir su atención a las condiciones de exclusión y de soledad que una enfermedad como el Alzheimer puede generar en las personas abandonadas por la sociedad, lo que crea en los familiares una fuerte desorientación, malestar y sufrimiento. El aumento progresivo de las expectativas de vida reclama también una mayor conciencia y respeto de las necesidades y de la dignidad de quien vive sobre sí esta enfermedad y de quien se encuentra junto al enfermo.

El centro Emanuele, una estructura única en Italia está formado por 14 casas, cada una de las cuales hospeda a 6 personas. Y sobre todo está abierto al territorio, de modo que las personas que viven allí, a título gratuito, están asistidas de la mejor manera y se sienten realmente en familia.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

24 de Abril de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS