Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Difícil sin música

· El relato ·

Entre alcohol, calles y mujeres; en un mundo al margen descrito con lenguaje colorido y extraordinaria capacidad de análisis; en medio de una existencia de excesos exasperados y crítica a la mojigatería; y entre miles de páginas, por momentos geniales y por momentos fastidiosas y aburridas, hete aquí que aparecen las mujeres que no te esperas: dos religiosas. En el relato Difícil sin música, el escritor Charles Bukowski –nació en Alemania, vivió en California y murió hace veinte años en San Pedro, después de una vida desordenada, a causa de una leucemia fulminante– describe el encuentro entre un hombre, Larry, y dos religiosas. Él publica un anuncio en un diario para vender un gramófono y algunos discos; ellas están interesadas en la compra, ya que sor Celia quiere utilizarlos para sus lecciones con las muchachas más grandes, “porque es tan difícil… sin música”. La descripción a través de los ojos del hombre –que tiene que beber un vaso de agua y fumar nerviosamente un cigarrillo antes de entrar en el cuarto donde lo esperan las dos religiosas– refleja el encuentro entre dos mundos distantes, que se estudian un poco (“¿era verdad lo que decía Paul? ¿Que se rapan la cabeza?”), intentando decirse algo mientras concluyen el negocio. Nadie está muy cómodo. Y Larry, menos que nadie. (@GiuliGaleotti)

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

17 de Febrero de 2020

NOTICIAS RELACIONADAS