Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Diálogo y reconciliación

· Llamamiento de los obispos de Paraguay a las fuerzas políticas ·

Un llamamiento al diálogo y a la negociación fue dirigida por el presidente del episcopado paraguayo, el arzobispo de Asunción, Edmundo Ponciano Valenzuela Mellid, a las fuerzas de la oposición en el intento de encontrar una rápida solución al estancamiento político que, entre disturbios y protestas en la plaza, paraliza desde hace días el país sudamericano. En particular, el llamamiento está dirigido al Partido liberal, la principal fuerza de la oposición, que ha desertado de las primeras sesiones de la mesa de diálogo promovida por el jefe de Estado, Horacio Cartes, y en la cual participan también los representantes de la Conferencia episcopal.

Sobre la mesa, como se sabe, está el proyecto de reforma constitucional que permitiría la reelección del Jefe de Estado. Proyecto, una verdadera novedad para la democracia paraguaya, contra el que se reveló inmediatamente la protesta en la plaza así como de los partidos de la oposición. Desde 1992, de hecho, para evitar el riesgo de dictaduras, en Paraguay se prohibió al Jefe de Estado realizar un segundo mandato. Aún así, el gobierno no quiere retirar el proyecto de reformar. Movimiento que al contrario que el Partido liberal cree fundamental para poder iniciar una negociación. «La Iglesia levanta la voz para que estos hermanos vengan a la mesa, una mesa que debe buscar la comprensión, la reconciliación y la firma de una paz duradera. Necesitamos encontrar la solución»: estas son las palabras del prelado dirigidas a aquellos que hasta ahora non han participado en la negociación. El arzobispo subraya la importancia del tercer encuentro de conversaciones, previsto para el 18 de abril, revelando que se está de frente a una oportunidad histórica: «Tenemos el deber de darnos la mano, de discutir de nuestros problemas».

La Conferencia episcopal, a través de su presidente, en los días pasados había desde el principio acogido «con esperanza» el llamamiento del Jefe de Estado para una mesa de diálogo entre todos los representantes políticos. El episcopado se había confirmado «disponible para seguir el camino, pidiendo a todos los actores implicados comprometerse de la mejor forma al servicio de la población, evitando la violencia». El pasado 31 de marzo, como se recuerda, durante algunos enfrentamientos un militante de la oposición había sido asesinado por las fuerzas del orden y un grupo de manifestantes había invadido la sede del parlamento e incendiado algunas zonas del edificio.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

19 de Agosto de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS