Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Diálogo a distancia

· ​Ningún acuerdo global sobre Siria en el coloquio entre Barack Obama y Vladimir Putin en las Naciones Unidas ·

Divergencia sobre el papel del presidente Al Assad pero apertura a negociaciones sobre el plan militar

Duró casi noventa minutos el coloquio entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente ruso, Vladimir Putin, ayer en Nueva York, en el marco de la Asamblea general de la ONU. Se trató de una confrontación difícil, centrada en la cuestión siria y precedida por un duro intercambio de acusaciones en las respectivas intervenciones ante los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en el Palacio de Cristal.

No hubo ningún acuerdo. Sigue siendo profunda, en cambio, la distancia sobre la cuestión del futuro político de Siria y del papel del presidente Al Assad. Sólo un resquicio: los dos líderes acordaron iniciar coloquios sobre el plan militar para detener el avance del así llamado Estado islámico (EI). «El coloquio con Obama fue sorprendentemente franco, constructivo. Podemos trabajar juntos», comentó Putin en conferencia de prensa. Sin embargo, destacó el líder del Kremlin, las incursiones aéreas en Siria realizadas por la coalición guiada por Estados Unidos son «ilegales porque no cuentan con la autorización de la ONU. Obama y Hollande no son ciudadanos sirios. No pueden decidir sobre el futuro del país». Rusia está abierta a la posibilidad de participar en las acciones contra el EI en Siria pero «sólo si se hace según el derecho internacional» y está excluida además una intervención por tierra. La tensión entre Moscú y Washington se intensificó especialmente en las últimas semanas después de que el Kremlin admitiera haber desplegado hombres y medios en algunas bases militares sirias. Sin embargo, la cuestión de la implicación militar rusa en Oriente Medio no fue el tema crucial del coloquio. Fuentes de la Casa Blanca refieren que Estados Unidos no considera a las fuerzas militares rusas en Siria como una amenaza para la estabilidad de la región.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

17 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS