Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Del buen uso de la enfermedad

· Durante el Ángelus Benedicto XVI recuerda la Jornada mundial del enfermo ·

Adhesión del Papa a las celebraciones por la vida en Italia

"La enfermedad puede ser un momento saludable en el que se puede experimentar la atención de los demás y prestar atención a los demás", pero también puede ser el momento de redescubrir la fuerza salvífica de la fe. Lo recordó Benedicto XVI a los fieles presentes en la plaza de San Pedro ayer domingo, 5 de febrero, en la oración mariana del Ángelus, hablando de la próxima Jornada mundial del enfermo que se celebrará el sábado 11. La enfermedad -añadió el Papa- es una condición típicamente humana en la que experimentamos fuertemente que no somos autosuficientes, sino que necesitamos de los demás. Admitió que, "sin embargo, la enfermedad es siempre una prueba que puede llegar a ser larga y difícil"; y cuando la curación no llega y los sufrimientos se prolongan entonces se puede quedar uno como aplastado, aislado. Es en tal momento que "nuestra vida se deprime y se deshumaniza". ¿Cómo reaccionar a este "ataque del Mal"?, se preguntó el Pontífice. "Con el tratamiento apropiado", dijo, pero no hay que olvidar que existe "una actitud determinante y de fondo para hacer frente a la enfermedad, y es la fe en Dios". Finalmente Benedicto XVI recordó la celebración, en Italia, de la Jornada por la vida.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

15 de Octubre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS