Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Crímenes que ofenden a la humanidad

· En el Ángelus el dolor del Papa por las tragedias de inmigrantes ·

​Nuevo llamamiento por la libertad religiosa y el fin de la violencia contra los cristianos

El Papa Francisco, en el Ángelus del domingo 30 de agosto, recordó a los inmigrantes víctimas de las recientes tragedias e invitó a los fieles presentes a rezar en silencio «por todos los inmigrantes que sufren y por los que han perdido la vida». 

El Pontífice encomendó de manera especial a las 71 personas encontradas sin vida en un camión en la autopista Budapest- Viena y exhortó «a cooperar con eficacia para impedir estos crímenes que ofenden a toda la familia humana».

El Papa, aludiendo a la beatificación el sábado 29 del obispo siro-católico Flaviano Miguel Melki, pidió que ésta sea, para los cristianos perseguidos en Oriente Medio y en otras partes del mundo, fuente de «consolación, valor y esperanza» y «también un estímulo para los legisladores y gobernantes para que sea asegurada en todas partes la libertad religiosa». A continuación, el Pontífice hizo un llamamiento a la comunidad internacional a que «haga algo para que se ponga fin a las violencias y abusos».

Anteriormente el Papa había hablado de la necesidad de mirar más allá de la observancia exterior de la ley y de purificar el corazón de la hipocresía.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Marzo de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS