Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Como un sencillo peregrino

Los cubanos que van en peregrinación al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre acostumbran llevarle ofrendas florales. El lunes 21, al atardecer, pocas horas después de llegar a Santiago de Cuba —última etapa del viaje en la isla caribeña— el Papa quiso unirse inmediatamente a esta tradición. Y como un sencillo peregrino llevó su ofrenda: un ramo de flores naturales y un florero de plata con doce rosas con pétalos de cerámica blancas y amarillas y tallo también de plata.

A este momento de oración el Pontífice invitó a todos los obispos de la isla, para que de esta visita eminentemente mariana pueda volver a florecer la devoción popular a la Virgen al inicio del Año jubilar por el centenario de la proclamación de la Virgen de la Caridad del Cobre como patrona de Cuba, abierto oficialmente el martes 22.

De nuestro enviado Gaetano Vallini

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

15 de Noviembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS