Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Como lámparas encendidas

· En el Ángelus el llamamiento del Papa Francisco a salvaguardar la creación para prevenir los desastres provocados por el mal tiempo ·

 La vocación del cristiano es la de ser una «lámpara encendida» que lleva a los demás la luz de Cristo. Lo recordó el Papa Francisco en el Ángelus del domingo 9 de febrero, en la plaza de San Pedro, al invitar a los bautizados «a convertirse en el mundo un evangelio viviente» que ilumina y da «sabor a los diversos ambientes».

El Pontífice se refirió después al significado de la Jornada mundial del enfermo, que se celebra el martes 11, memoria litúrgica de la Virgen de Lourdes. Y recordó que «la dignidad de la persona no se reduce jamás a sus facultades o capacidades, y no disminuye cuando la persona misma es débil, inválida y necesita ayuda». De aquí la invitación –dirigida especialmente a las familias– a no tener miedo de la fragilidad y hacerse cargo de quien vive la experiencia del sufrimiento.

El Papa saludó también a los organizadores y atletas de los juegos olímpicos de invierno que se llevan a cabo en Sochi, Rusia; y recordó a las poblaciones inundadas por las lluvias con un llamamiento a salvaguardar la creación para prevenir los desastres provocados por el mal tiempo.

El texto de la meditación del Papa durante el Ángelus

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

18 de Junio de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS