Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Cinco días para dejarlo claro

· Rajoy da de plazo hasta el próximo lunes al Gobierno catalán para expresarse sobre la declaración de independencia ·

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy intervino de nuevo la tarde del día 11 de octubre sobre la crisis catalana. Hablando frente al parlamento, Rajoy dio a la Generalitat tiene cinco días de plazo para aclarar su posición sobre la independencia, declarada e inmediatamente suspendida.

Antes del 16 de octubre, el presidente catalán, Carles Puigdemont, deberá, por lo tanto, aclarar si efectivamente había declarado la secesión de España. Si responde de modo afirmativo, el Gobierno le concederá otros tres días para dar marcha atrás. Si eso no ocurriera, el 19 de octubre se activaría el artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión de la autonomía regional.

«Estamos en uno de los momentos más difíciles de nuestra historia» dijo Mariano Rajoy frente al Congreso. «Es muy importante que el presidente Puigdemont responda bien. Debe quedar claro. España no se va a romper mientras no lo decidan sus ciudadanos». Después se dirigió al Gobierno catalán: «No es posible aceptar, presentada en forma de diálogo, la imposición de puntos de vista. Menos incluso se puede negociar sobre la soberanía de España y la indivisibilidad de la nación española. Le toca a Puigdemont decidir si hacer volver todo a la normalidad o alimentar la tensión. No puede haber mediación entre la ley democrática y la ilegalidad». Poco antes de la intervención de Rajoy en el parlamento, el líder del partido socialista, Pedro Sánchez, en una rueda de prensa, expresó su apoyo a la decisión del Gobierno y habló de un acuerdo con los populares para una reforma de la Constitución. Sánchez dijo que este acuerdo prevé la activación inmediata de una comisión para la valoración de las autonomías, que durará seis meses. Al término de estas actividades «se abrirá el debate sobre la reforma de la Constitución». En el frente internacional, París y Berlín volvieron a auspiciar el diálogo en favor de la unidad de España.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

19 de Octubre de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS