Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

Catálogo de las virtudes necesarias

· En la tradicional audiencia navideña a la Curia romana el Papa propone un «acróstico de la misericordia» ·

Un «catálogo de las virtudes necesarias para quien presta servicio en la Curia y para todos aquellos que quieren hacer fértil su consagración o su servicio a la Iglesia».Lo propuso el Papa Francisco el lunes 21 de diciembre, por la mañana, durante el tradicional encuentro para las felicitaciones navideñas con los miembros de la Curia romana. Se trata, explicó, de «un subsidio práctico para poder vivir fructuosamente este tiempo de gracia».

De este modo, el Pontífice invitó a los jefes de los dicasterios y a los superiores «a profundizarlo, a enriquecerlo y completarlo», ya que se trata de una lista no exhaustiva que inicia —como le gustaba hacer al misionero jesuita Matteo Ricci en China— «desde el análisis acróstico de la palabra “misericordia”».

De aquí la invitación a dejarse orientar diariamente por veinticuatro actitudes enumeradas de dos en dos —de «Misionariedad y pastoralidad»a«Atendibilidad y sobriedad» para formar con las iniciales de cada pareja la palabra «misericordia». La misericordia, explicó,«no es un sentimiento pasajero sino la síntesis de la buena noticia». Y, por lo tanto, debe ser la que «guíe nuestros pasos, la que inspire nuestras reformas, la que ilumine nuestras decisiones». Que sea la misericordia, deseó,«el soporte maestro de nuestro trabajo. Que sea la que nos enseñe cuándo hemos de ir adelante y cuándo debemos dar un paso atrás».

Más tarde, el Pontífice se reunió con los empleados de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano y con sus familias, en el aula Pablo VI. Durante la audiencia —tras«pedirles perdón por los escándalos que ha habido en el Vaticano»—Francisco les aconsejó no descuidar a la familia y valorar la importancia del matrimonio. Este, dijo, «es como una planta» y no«como un armario, que se mete allí, en la habitación, y basta quitarle el polvo de vez en cuando».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

27 de Junio de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS