Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Bolivia

La visita del Santo Padre Francisco a Bolivia es ante todo una gracia y don que llena a toda la población de alegría y que está despertando grandes expectativas; en particular, es vivida como un gran signo de esperanza para los sectores más vulnerables de la sociedad, como son los pobres y los marginados. 

A pesar que estos hermanos han ido disminuyendo numéricamente, siguen siendo un porcentaje grande de la sociedad y están excluidos de los más elementales servicios básicos, lo que les impide una vida digna como hijos de Dios.

Al llegar a nuestro país, el Papa Francisco encontrará una sociedad que en los últimos años ha experimentado situaciones de tensión y divisiones, que han dejado huellas no solo en el campo ideológico y político, sino que se manifiestan también en conflictos cotidianos y actitudes hostiles entre sectores sociales y regionales. Estos problemas se han agudizado por la práctica corrupta en la administración de justicia que retarda su accionar, o no llega de forma oportuna, y en muchos casos es manipulada y sometida para cumplir objetivos e intereses que no se enmarcan en la ética.

En este cometido, hará falta reconocer la necesidad de abrir espacios de diálogo fecundo y constructivo, basado en la equidad y la justicia, la tolerancia y el perdón, actitudes indispensables para desechar la beligerancia que ha caracterizado las relaciones sociales en este último tiempo.

Sergio Alfredo Gualberti Calandrina
arzobispo de Santa Cruz de la Sierra

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

17 de Septiembre de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS