Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Belleza como resurrección

· En la última novela de Philippe Sollers ·

Una cuestión insta al lector de Beauté (París, Gallimard, 2017, página 204, 16 euros ), última novela de Philippe Sollers: «Una escritura en música o una música en escritura?» El epígrafe — el escrito del templo de Atena Aphaia — se convierte en el portal de acceso: «inmortal es la belleza».

El eco del siglo V antes de nuestra era se cruza con estadísticas actuales apuntado hacia el malestar humano observado fríamente: «Cada segundo cerca de 43.000 vídeos son vistos en Youtube, 1.460 mil millones al año. Cada segundo se hacen cerca de 39.000 búsquedas en el motor de búsqueda Google por quien navega, es decir 1.204 mil millones al año. Cada segundo se beben más de 4.000 litros de Coca-cola en el mundo, es decir 350 millones de litros al día».
Los registros se cruzan y se fundan en planos diferentes pero siempre complementarios y desvelan el narrador y el escritor unidos en la música de las palabras: las cuerdas de su ánimo son cuerdas de un instrumento musical existencial. La Belleza, el bajo continuo que escanea cada nota, cada palabra. Las Variaciones para piano opus 27 de Anton Maria von Webern, interpretadas por Glenn Gould y escuchadas por décima vez — «las notas finalmente son más que notas» — recuerdan todos los ecos de la cultura: los rostros y el canto de los amigos escritores: Céline, Philippe Roth; de los amigos poetas: Pindaro, Hölderlin, Rimbaud; de los amigos filósofos: Heidegger, Hegel, Nietzsche.
El panteón de una vida gastada en la escucha de las múltiples y multifacéticas voces de la persona pensante, del artista, de aquel que sabe amar, y de la muerte que salta implacable no solo para tocar sino también para condicionar todas las temáticas repensadas: el amor y el erotismo; el himno a Bordeaux; la publicidad; Internet; la vida; la obscenidad; la lengua.
Philippe Sollers, que llena sus páginas de citaciones, es decir de rasgos del rostro de sus amigos, cita Bataille: «Hablo al final largamente de la muerte, pero de la muerte ¿cómo hablar? ¿Si no soñando, si no con la risa de una indiferencia divertida? ¿Quién ama deshacerse como una nube? ¿Deshacerse?». La muerte se convierte, a pesar de las apariencias, en la cuestión central dentro de una especie de paseo en la cultura, a ritmo de la música. Los ojos leen, la mente compone, los oídos escuchan la música, tensas. La muerte se cierne. 

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Conferencia De Prensa De Presentación Ce De La Capilla Musical Pontificia Sixtina

23 de Octubre de 2017

Próximos eventos

NOTICIAS RELACIONADAS