Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

​Basta de violencia,
terrorismo y persecuciones

· ​Mientras el Sínodo se prepara para votar la relación final los padres lanzan un llamamiento por Oriente Medio, África y Ucrania ·

Mientras que el Sínodo se prepara para votar la relación final, los padres han lanzado el sábado 24 de octubre, por la mañana, un llamamiento por Oriente Medio, África y Ucrania. Con el pensamiento y la oración dirigidos a todas las familias afectadas por situaciones de conflicto, los participantes en la asamblea han aprobado una declaración en la cual unen sus voces «al grito de tantos inocentes: no más violencias, no más terrorismo, no más destrucciones, no más persecuciones». En el documento piden que «cesen inmediatamente las hostilidades y el tráfico de armas» y al mismo tiempo expresan «cercanía a los patriarcas, obispos, sacerdotes, consagrados y fieles, así como a todos los habitantes de Oriente Medio», deseando la liberación de «todas las personas secuestradas».

La declaración parte de la constatación que «desde hace años» las familias mediorientales «son víctimas de inauditas atrocidades». Es más, «sus condiciones de vida se han ulteriormente agravado». Lo testimonian «el uso de armas de destrucción en masa, los asesinatos indiscriminados, las decapitaciones, el secuestro de seres humanos, la trata de mujeres, el enrolamiento militar de niños, la persecución con motivo del credo y de la etnia, la devastación de los lugares de culto, la destrucción del patrimonio cultural y otras numerosas atrocidades», que «han obligado a miles de familias a huir de sus casas y buscar refugio en otro sitio, a menudo en condiciones de extrema precariedad». Como consecuencia, en el estado actual las mismas «se ven impedidas de regresar o de ejercer su derecho a vivir con dignidad y seguridad en su propia tierra, contribuyendo en la reconstrucción y el bienestar material y espiritual de los respectivos países». Por último, los padres sinodales expresan gratitud «a Jordania, Líbano, Turquía y a numerosos países europeos por la acogida reservada a los refugiados», dirigiendo «un nuevo llamamiento a la comunidad internacional a fin de que, dejando a un lado los intereses particulares, se confíe, en la búsqueda de soluciones, en los instrumentos de la diplomacia, del diálogo, del derecho internacional». Con la convicción de «que la paz es posible y es posible detener las violencias en Siria, en Irak, en Jerusalén y en toda Tierra Santa», así como en África y en Ucrania.

La lectura del documento fue confirmada por el aplauso del aula, así como había sido aplaudida la propuesta del texto de la relación final del Sínodo, leído y entregado a la asamblea que por la tarde procede a la votación de los 94 puntos del documento. El domingo por la mañana la misa conclusiva presidida por el Pontífice en San Pedro.

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

20 de Marzo de 2019

NOTICIAS RELACIONADAS