Aviso

Este sitio usa cookies...
Las cookies son pequeños archivos de texto que nos ayudan a mejorar su experiencia en nuestro sitio Web. Al usar cualquier parte del sitio web, usted acepta el uso de cookies. Encontrará más información acerca de las cookies en las Condiciones de Uso.

África necesita paz y solidaridad

· El Papa Francisco invoca un uso sabio y ético de los recursos del continente ·

Hoy es «improrogable» un compromiso común para promover la paz y la solidaridad en África. Lo dijo el Papa Francisco a una delegación de la organización African Instituted Churches, recibida en audiencia el sábado por la mañana, 23 de junio, en la biblioteca privada.

Recordando los esfuerzos realizados por la población del continente para alcanzar la independencia y defender la propia dignidad, el Pontífice constató cómo «la promesa de progreso y de justicia contenida en tal proceso de emancipación no siempre ha sido mantenida y muchos países todavía están lejos de la paz y de un desarrollo económico, social y político que abrace a todos los sectores y ofrezca condiciones de vida y oportunidades adecuadas a todos los ciudadanos». Siguen siendo todavía retos desafiantes para afrontar, entre los cuales Francisco señaló en particular el de «ofrecer estabilidad, instrucción y oportunidades de trabajo a los jóvenes, que forman un parte tan amplia de las sociedades africanas».

«Si estamos realmente convencidos de que los problemas de África podrán ser resueltos más fácilmente recurriendo a los recursos humanos, culturales y materiales del continente —exhortó el Papa— entonces está claro que nuestra tarea cristiana es la de acompañar todo esfuerzo para favorecer un uso sabio y ético de tales recursos». Es necesario sobre todo «promover los procesos de paz en las varias áreas de conflicto»; pero no menos urgente es la necesidad «de formas concretas de solidaridad hacia quien está necesitado». Y «es tarea de los responsables de las Iglesias ayudar a las personas a recoger las propias energías para ponerlas al servicio del bien común y, al mismo tiempo, defender su dignidad, su libertad, sus derechos». Hoy de hecho, insistió el Pontífice, «es más necesario que nunca que todos los cristianos aprendan a trabajar juntos por el bien común».

EDICIÓN EN PAPEL

 

EN DIRECTO

Plaza De San Pedro

21 de Noviembre de 2018

NOTICIAS RELACIONADAS